Arepas rellenas de Reina Pepiada

Arepas rellenas de Reina Pepiada
Esta receta contiene huevo
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos
Tiempo de preparación
60 minutos
Número de raciones
3 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Hoy vamos a cocinar uno de los platos más típicos de Venezuela, las arepas rellenas de Reina Pepiada.

Para quien no conozca las arepas, estas son unas tortas redondeadas hechas a base de harina de maíz precocido. Son típicas de la gastronomía venezolana y colombiana, y tienen origen precolombino. Se pueden hacer de diferentes tamaños y rellenos. En Colombia suelen ser más finas, y es más frecuente comerlas untándoles queso crema, guacamole u otros acompañamientos. Las arepas venezolanas se suelen comer siempre rellenas.

Nosotros vamos a hacerlas hoy con uno de los rellenos más populares, la Reina Pepiada, término que hace referencia a “las curvas”, y que fue bautizado así en honor a la Miss Universo de 1955. Consiste en una ensalada de pollo con mayonesa y aguacate.

Cómo hacer arepas venezolanas rellenas de Reina Pepiada:

Para la masa de las arepas rellenas:

  1. Cogemos un bol grande y le echamos una taza de la harina de maíz precocida. Ya se venden varias marcas en cualquier supermercado. En este caso, os recomendamos la Harina PAN que es la que usan en Venezuela.
  2. Calentamos un poco de agua, y añadimos al bol una taza y media de agua caliente.
  3. Mezclamos bien con la harina y echamos un pellizco de sal y una uña de mantequilla. (Si la mantequilla está muy fría la derretimos primero)
  4. Amasamos unos minutos hasta que quede bien uniforme. Notaremos que al principio esta muy líquido, pero la harina irá absorbiendo agua y quedará un poco más compacta.
  5. Una vez esté todo bien integrado, cubrimos con un trapo, y dejamos reposar la masa para las arepas unos 20 minutos. Mientras seguiremos manos a la obra con el relleno de las arepas.

Con esta proporción nos saldrán unas 6 arepas.

Para el relleno:

  1. Primero preparamos el pollo. Lo limpiamos y lo cortamos un poco.
  2. Ponemos una cazuela con agua sobre un fuego fuerte. Cuando empiece a hervir, echamos el pollo para cocerlo, y una pizca de sal. Dejamos cocer unos 10 minutos, hasta que quede bien blanquito.
  3. Seguidamente, sacamos el pollo y lo desmechamos o desmenuzamos, es decir, lo hacemos tiritas finas. Podemos hacerlo con la ayuda de un cuchillo, o bien, poniendo el pollo en un cuenco amplio y pasando unas varillas eléctricas.
  4. Luego, cortamos media cebolla y la troceamos en juliana. Ponemos una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva, y la pochamos un poquito. Una vez esté lista le añadimos el pollo y sofreímos junto unos minutos.
  5. Después, añadimos un puñado de queso emmental y dejamos que funda. Reservamos.
  6. Por otro lado, abrimos el aguacate, retiramos el hueso, y lo machacamos bien para hacer una pasta, como si fuéramos a hacer guacamole. De hecho, le ponemos unas gotas de zumo de limón, para que no se oxide y se amarrone, y lo reservamos.
  7. En un bol grande, juntamos la masa del pollo con el aguacate, y le añadimos una cucharada de mayonesa. Mezclamos bien y listo, ya tenemos nuestro relleno. Queda suave y muy jugoso.

Arepas rellenas de Reina Pepiada:

  1. La masa de nuestras arepas ya habrá reposado, así que vamos a ponernos manos a la masa. Cogemos la masa con las manos y vamos haciendo bolas, de un tamaño que nos quepa en la mano. Después las aplanamos en la tabla o en la encimera, dejando un grosor de un dedo pequeño.
  2. Primero vamos a hacerlas a la plancha, y luego las terminaremos al horno, así que vamos precalentando el horno a 180 grados.
  3. Ponemos una sartén a fuego medio, con un poco de aceite de oliva, y cuando esté caliente, ponemos las arepas, que no se peguen unas a otras. Posiblemente las debamos preparar en varias tandas.
  4. Dejamos que se hagan unos 6 o 7 minutos por cada lado, hasta que estén doradas.
  5. Seguidamente, las pasamos al horno, poniéndolas en una bandeja en el centro, durante unos 15 o 20 minutos, hasta que se hinchen un poquito.
  6. Cuando estén hechas las sacamos del horno, y con cuidado las abrimos por el centro con un cuchillo. Y así, calientes, las rellenamos con el fabuloso relleno de reina pepiada.

¡Que las disfrutéis con este manjar!

Elena Gimeno

Elena se licenció en historia del arte y después se especializó en fotografía. Se define como: fotógrafa, amante de la cocina y viajera empedernida.
Ahora dedica buena parte del año a viajar por el mundo y unir las tres facetas.