Boquerones en vinagre

Boquerones en vinagre
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 votos
Tiempo de preparación
1440 minutos
Número de raciones
10 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Vamos a preparar un aperitivo que es toda una delicatessen, hoy vamos a hacer unos deliciosos boquerones en vinagre.

El boquerón, uno de los peces más pescados y consumidos en España, es un
pescado azul, con sus correspondientes beneficios para nuestra salud:
los boquerones no solo contienen proteínas, también tienen un alto índice de vitaminas del tipo B, las cuales permiten el aprovechamiento de hidratos de carbono, grasas y proteínas.

Asimismo, contienen minerales como yodo, calcio, magnesio y hierro, los cuales ayudan a reducir los niveles de estrés, entre otras cosas.
Además, el consumo de boquerones ayuda al correcto funcionamiento y fortalecimiento del sistema cardiovascular, y aporta más nutrientes en forma de proteínas, superando en cantidad incluso a otros pescados como la merluza. De hecho, hay muchas maneras de cocinar este excelente producto, boquerones fritos, en adobo, a la sal, en vinagre, rebozados, al ajillo o al horno, escabechados, entre otras.

Hoy nos vamos a centrar en una de sus recetas más comunes: los boquerones en vinagre.

Cómo hacer boquerones en vinagre:

  1. Los boquerones deben estar preparados en filetes. Lo primero es someter a un lavado con agua fría para que pierda la sangre, cambiando el agua con frecuencia, empleando los cubitos de hielo, durante un par de horas. Este paso es importante realizarlo con pulcritud, para conseguir que los boquerones queden blancos y tersos.
  2. Escurrimos bien y secamos con papel.
  3. Vamos colocando los filetes en una fuente amplia de uno en uno, con la piel hacia abajo (el lomo queda a la vista), pudiendo hacer varios pisos.
  4. En otro recipiente ponemos el vinagre, el agua y la sal gorda, removiendo bien hasta diluir totalmente la sal.
  5. Vertemos sobre los boquerones, hasta cubrir toda la superficie, que no queden al aire. Tapamos con un film transparente a fin de eludir el olor del vinagre.
  6. Metemos en la nevera al menos 6 horas; así conseguiremos mejorar la textura y el color de los filetes.
  7. Sacamos de la nevera, los volvemos a lavar con agua fría y los introducimos en otro recipiente (tipo tupper o similar, apto para congelación). Picamos el ajo y el perejil, lo espolvoreamos por encima y cubrimos con el aceite de oliva.
  8. Pasamos al congelador. Debemos mantenerlo como mínimo durante 24 horas, si bien es recomendable que este tiempo sea mayor, en función de la temperatura de nuestro congelador.
  9. Para el proceso de descongelación, pondremos en el frigorífico hasta que estén listos para servir.

Se puede sustituir el vinagre blanco por el de manzana, más suave. También podríamos prescindir del ajo, si no es de nuestro gusto.
Así tendremos unos sabrosísimos boquerones en vinagre que nos valdrán como aperitivo (con patatas fritas chips) o para unas deliciosas tostas.

Además, podemos aprovechar para preparar un delicioso matrimonio:
Boquerón + anchoa + una aceituna. Una estupenda forma de comer pescado azul sin tener que cocinar.

Podéis aprovechar para hacer un súper aperitivo con unos ricos huevos rellenos, unas berenjenas fritas, un hummus de lentejas al curry, o una rica muhamara, un paté vegetal de pimientos y nueces.

El truco para hacer los perfectos boquerones en vinagre:

Es importante que el pescadero nos prepare los filetes ya limpios. Si no se van a consumir de una vez, podríamos congelarlo en varias tarrinas o recipientes para ir sacando paulatinamente.

Julia Gaitán
Julia Gaitán

Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.