Galletas de araña

Galletas de araña
Esta receta contiene cacahuetesEsta receta contiene huevoEsta receta contiene lactosa
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
4 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
70 minutos
Número de raciones
8 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

  • 250 g de pepitas de chocolate
  • Mantequilla de cacahuete
  • Palitos de pretzel salados
  • Galletas de brownie
  • 200 g de chocolate
  • Ojos de caramelo

Hoy prepararemos una receta para Halloween, una festividad que se celebra la noche del 31 de octubre. Os presentamos las galletas más aterradoras, las galletas de araña. Una receta terrorífica para preparar con los más peques de la casa, y hacerles partícipes de esta festividad de origen celta.

Si queréis preparar la mejor fiesta de Halloween no puede faltar en tu mesa estos tenebrosos dedos de bruja de té matcha, y estas escalofriantes trufas de oreo en vuestra mesa. Unos platos para sorprender a los niños en Halloween.

Cómo hacer galletas de araña:

Lo primero que debemos hacer es preparar unas esponjosas galletas de brownie, y dejarlas reposar hasta que se queden frías por completo.

  1. Mientras se van enfriando las galletas caseras iremos preparando el resto partes de nuestras galletas de araña. Cogemos varios palitos de pretzel, y los partimos por la mitad con un cuchillo de sierra. ¡No importa que no salgan perfectos!
  2. Cuando tengamos unos cuantos cortados derretiremos una parte del chocolate, puede ser en el microondas o al baño maría. En esta ocasión, os aconsejamos que lo hagamos en el microondas ya que va a tardar menos, y no necesitamos una gran cantidad. Metedlo en el micro de 30 segundos, en 30 segundos. Así no se nos quemará.
  3. Entretanto, cogemos una bandeja, medianamente amplia, y la forramos con papel de horno. Emparejamos los palitos de pretzel con otro, más o menos, del mismo tamaño. Los colocamos en forma de V sobre la bandeja con papel de horno.
  4. En cuanto el chocolate esté líquido, cogemos un poquito con una cucharita de postre, e iremos colocando un poquito en cada pliegue, o unión de cada pata.
  5. Una vez tengamos “pegadas” las patas dejaremos reposar la bandeja en la nevera hasta que el chocolate se endurezca. Tened en cuenta que cada galleta de araña necesita 6 patas, 3 por cada lado. Os aconsejo que hagáis alguna de más.
  6. A continuación, pondremos las pepitas de chocolate en un cuenco pequeño, y sacaremos la mantequilla de cacahuete. Es recomendable comprar una mantequilla de cacahuete sin trocitos, completamente lisa para que se adhieran con facilidad las pepitas.
  7. Una vez estén frías las galletas les pondremos una capa de mantequilla de cacahuete en la parte más abombada.
  8. Seguidamente, vamos metiendo de una en una las galletas por el lado de la mantequilla en el cuenco de las pepitas de chocolate, y hacemos un poco de presión. ¡Debemos cubrir toda la superficie de la mantequilla con las pepitas!
  9. Cogemos un palillo de dientes, o unas tijeritas con la punta fina, y vamos haciendo 3 agujeritos por cada lado de cada galleta cubierta de pepitas de chocolate. Esto nos facilitará a meter las patas.
  10. Cuando hayamos terminado de hacer los agujeros sacamos las patitas de la nevera, y las vamos incrustando en los agujeros haciendo un poco de presión. ¡No os preocupéis si se os rompe alguna! Por eso hemos hecho unas cuantas de más.
  11. En cuanto las tengamos todas, las dejamos reposando en la nevera.
  12. Derretimos un poquito más de chocolate al microondas, y cogemos los ojos de caramelo.
  13. Sacamos las galletas de araña de la nevera, y con unas pinzas de emplatar vamos cogiendo de uno en uno los ojos les ponemos un poquito de chocolate a modo de pegamento, y los vamos colocando sobre las pepitas. 3 por cada arañita.

C’est fini! Ya tenemos listas nuestras maravillosas galletas de araña para asustar en la más aterradora fiesta de Halloween. ¿Os animáis?

Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces.
Amante de los niños y la música, aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.