“El zumo de limón adelgaza”

“El zumo de limón adelgaza”

Disparates sobre el consumo de zumo de limón

He comprobado que la afirmación de que el zumo de limón adelgaza, y otras declaraciones que divinizan a esta bebida, aún no ha pasado a la historia. Es más, la idea todavía sigue difundiéndose entre la población como si dicho zumo fuese la panacea convirtiéndose en el mejor aliado de las muy extendidas dietas adelgazantes para aquellos ansiosos por perder kilos y, por supuesto, en el menor tiempo posible. Un error, y un horror.

Me encuentro cada día con enunciados desesperados tales como “por qué tomar zumo de limón en ayunas” o “cómo hacer zumo de limón para adelgazar”, o incluso “cuánto zumo de limón se puede tomar al día”. He de decir que todas ellas me dan verdaderos escalofríos, por lo que me centraré en los más propagados.

El zumo de limón, que contiene más de un 90% de agua, incluye en su composición algunos nutrientes que son importantes para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, tales como la vitamina C o el potasio. Sin embargo, en esta bebida, estos componentes se encuentran en unas cantidades bastante inferiores si las comparamos con otros alimentos del mismo grupo, o incluso con otros zumos de frutas u hortalizas. Por ejemplo, teniendo en cuenta la misma cantidad de alimento, un zumo puro de remolacha, de ciruelas o de albaricoque, pueden contener el doble de potasio que un zumo de limón.

Os muestro a continuación una tabla de la composición de algunos nutrientes presentes en zumos naturales, para que comprobéis que nada tienen que envidiar los zumos naturales de, por ejemplo, pomelo o naranja al zumo de limón. Y esto son sólo algunos ejemplos. En la naturaleza disponemos de muchísimos alimentos de origen vegetal capaces de aportar mayores cantidades de los nutrientes que aquí indicamos, entre otros:

ENERGÍA y NUTRIENTESZUMO DE LIMÓNZUMO DE POMELOZUMO DE NARANJA
CALORÍAS31 Kcal35 Kcal36 Kcal
B-CAROTENO1 µg14 µg33 µg
VITAMINA E0,15 mg0,17 mg0,15 mg
VITAMINA C38,7 mg28 mg44 mg
CALCIO6 mg13 mg15 mg
POTASIO103 mg123 mg180 mg

Fuente: Tomado de Progeo 2016, archivo bromatológico.

“Tomar zumo de limón en ayunas”

Otra costumbre de muchas personas, es la de tomar un zumo de limón con agua caliente en ayunas. Estimados lectores, el tiempo de almacenamiento, el oxígeno del aire y la temperatura, y recalco la temperatura, son factores que degradan muchos de los componentes nutritivos de los zumos, como el B-caroteno (precursor de la vitamina A) y la vitamina C. Por lo que podéis deducir vosotros mismos lo que ocurre si lo tomáis calentito.

Por otro lado, cuántas veces habré escuchado que el zumo de limón adelgaza. No existe ninguna evidencia científica que afirme o dé a entender que esto sea así. De hecho, ningún alimento adelgaza o engorda. Solo hay alimentos mejores o peores para determinadas personas, situaciones fisiológicas y patologías, que aportan más o menos calorías y que tienen una densidad mayor o menor de nutrientes. Pero, por favor, ¡el zumo de limón no adelgaza! Ni en ayunas, ni caliente, ni con más agua. Decir lo contrario es engañar a las personas, induciéndolas a un consumo excesivo de esta bebida en detrimento de otros alimentos de igual o mayor valor nutricional.

Que no te engañen, el zumo de limón no adelgaza.

“El zumo de limón como desintoxicante”

Seguramente ésta sea la afirmación más extendida y sin fundamento científico alguno. No por empezar a tomar esta bebida vamos a tener resultados espectaculares o vamos a mejorar nuestra salud. No existen alimentos desintoxicantes. Tenemos en el organismo dos órganos, el hígado y el riñón, que realizan este trabajo. No podemos creer que un alimento por sí solo tenga el magnífico poder de mejorar la salud. Es más, una de las consecuencias de esta creencia es autoconvencernos de que consumiendo el zumo de limón (u otro “súper alimento milagroso”) se compensan nuestros malos hábitos.

No existen alimentos ni dietas desintoxicantes ni milagrosas.

Resumiendo: ¿El zumo de limón adelgaza?

El zumo de limón contiene más de un 90% de agua. Además, al añadirlo y diluirlo en agua, estaremos consumiendo aún más agua y menos cantidad de nutrientes. Es decir, como es lógico, no por añadir el doble de agua se van a multiplicar también las cantidades de nutrientes que mencionamos arriba en la tabla. Por otro lado, la cantidad de nutrientes que contiene este cítrico en comparación con otros alimentos es muy baja. De hecho, al consumirlo en zumo estamos perdiendo algunos de ellos muy importantes para nuestra salud y muy deficientes en nuestra dieta, como la fibra (a no ser que añadamos la pulpa tras el exprimido). También quiero destacar que la concentración de los nutrientes en los alimentos puede variar en función de las condiciones de cultivo o el almacenamiento y procesado de los mismos.

Para finalizar, como profesional de la nutrición insisto en que ningún alimento tiene propiedades milagrosas ni adelgazantes. Esto es una verdadera falacia. No hay ningún fundamento científico que sustente los supuestos maravillosos beneficios del zumo de limón, ya sea un simple vasito en ayunas o un zumo de doscientos limones al día. Existen múltiples factores que influyen en ello. Con esto quiero decir que de nada sirve el consumo de zumo de limón si lo acompañas de unos inadecuados hábitos alimentarios. Esto es como pretender que nuestra planta crezca sana y bonita en la maceta regándola con una sola gota de agua diaria, y con la costumbre de exponerla al sol y a altas temperaturas todos los días.

Además, muchas personas han manifestado cierto malestar por la acidez característica de esta bebida en ayunas. Eso sí, si te sienta bien, adelante, puedes seguir consumiéndola. El zumo de limón no es ni bueno ni malo. Simplemente puede contribuir al aporte diario de agua, entre otros componentes.

Son los hábitos de vida saludables, la correcta elección de los alimentos, la manera de cocinarlos y el ejercicio físico los que, entre otros, ayudan a mantener el peso o reducirlo. Acude a un dietista-nutricionista titulado para modificar tus hábitos.

Como se acercan tiempos de calor y buen tiempo, os recomiendo que probéis a hacer nuestros smoothies de fruta natural, que estoy segura os aportarán más nutrientes y os resultarán más refrescantes que el zumo de limón con agua caliente 😉

#educaciónnutricional
#nutrienteyaldiente
#culturanutricional

Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
13 votos
Cargando…
Bárbara Hernández Rodríguez

Dietista-nutricionista titulada por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Máster en Seguridad Alimentaria (UCM) y estudiante de Máster en Epidemiología y Salud Pública (VIU). Disfruta de su profesión transmitiendo sus conocimientos con el fin de ayudar a las personas a cumplir sus objetivos y mejorar su salud. Fiel defensora de la educación alimentaria y nutricional como herramienta fundamental para crear hábitos saludables y duraderos. Curiosa y gourmande. Aficionada al baile, al surf y al ejercicio fí